Inicio » Dolor de espalda » El dolor de cuello o cervical

El dolor de cuello o cervical

El dolor cervical es el segundo tipo de dolor de espalda que más se da entre la población. Gran parte del dolor de cuello se explica por alguna lesión muscular. En los casos más grvaes, puede haberse visto afectada la estructura de la columna cervical. En cualquier caso, el dolor cervical, por darse en una zona de gran sensibilidad e importancia para las funciones del cuerpo, debe ser tomado en serio y ser consultado con especialistas si consideramos que puede afectar a la columna.

Muchos de los casos de dolor cervical se deben a una contractura muscular de alguno de los músculos de la zona. Un movimiento brusco al girar la cabeza puede causar daño leve en el esternocleidomastoideo, el músculo encargado del movimiento rotacional de la cabeza, la inclinación lateral y una leve extensión de la cabeza.

El dolor de cuello puede ser muy molestoEl dolor muscular puede aliviarse con analgésicos tópicos y suele tener poca duración. Los músculos del cuello reciben mucha sangre, lo que les permite regenerarse con relativa facilidad. De esta manera el dolor cervical desaparece al cabo de 1 o 2 días en la mayoría de los casos Si el dolor de cuello persiste se debe consultar un especialista.

Un dolor cervical también puede ser sinónimo de otros problemas. Se debe atender a los síntomas para identificar qué puede estar causando el dolor. Si al dolor de cuello le acompaña una ligera y progresiva debilidad o entumecimiento de los brazos y extremidades en general, es probable que la causa del dolor sea debida a un problema en el nervio, lo que necesitaría atención médica urgente.

Si al dolor de cuello le acompañan otros síntomas como la progresiva pérdida de apetito, pérdida de peso involuntaria o escalofríos, se podría tratar de un tumor. Si se presentaran estos síntomas sería imprescindible consultar al médico.

El dolor de cuello también puede deberse a una rotura de las vértebras de la zona cervical. El dolor  se explica por la rotura de la unión entre la primera y segunda vértebra, conocidas como atlas y axis. Esta unión se encuentra en la parte posterior de la columna y se denomina apófisis odontoides. La unión entre ambas vértebras puede quebrarse tras recibir un fuerte impacto. De esta manera, la primera vértebra pierde su unión con el resto de la columna. Este problema se conoce como luxación atlantoaxoidea.