Inicio » Dolor de espalda » La osteoporosis como origen de dolor

La osteoporosis como origen de dolor

La osteoporosis no es un origen directo de los problemas de espalda, pero puede derivar en lesiones que sí provoquen ese dolor. Con la osteoporosis aumenta la fragilidad ósea, lo que facilita las fracturas de las vértebras y, en consecuencia, la aparición de dolor de cuello o dolor de espalda.

La osteoporosis es una degeneración del tejido óseo. Sus principales características son que aumenta la porosidad y disminuye la densidad de los huesos. De esta manera, los huesos son más frágiles y más vulnerables a lesiones. Es una enfermedad con gran incidencia entre la población anciana, por lo que se puede considerar natural dentro del proceso de envejecimiento.

La progresión de la osteoporosis es lenta y silenciosa. Es difícil de detectar sin un estudio de densidad mineral ósea. Suele tener mayor incidencia en personas delgadas, con carencia de calcio o que lleven una vida sedentaria.