Inicio » Dolor cervical » Terapias pasivas para aliviar el dolor cervical

Terapias pasivas para aliviar el dolor cervical

Sesión de electroterapia

Sesión de electroterapia


Los traumatismos, como golpes, movimientos bruscos y una mala postura durante largas horas, pueden causar una contractura muscular cervical. Sin dejar de mencionar los estados de estrés, tensión emocional, ansiedad e incluso depresión, que también originan el dolor cervical.


Por ello, a continuación te presentamos una serie de terapias pasivas que te ayudaran aliviar el dolor cervical:


  • Manipulación Ortopédica o terapia Manual: Dentro de la terapia manual se incluye la manipulación, el desenvolvimiento y la recuperación activa de las articulaciones rígidas para lograr así el movimiento original del cuerpo. 
  • Estimulación Eléctrica: También se le conoce como Electro-Neuroestimulación Transcutánea. Esta libera una corriente eléctrica que recorre, sin dolor, por la piel de la persona hasta llegar a los nervios específicos.
  • Ultrasonido: En general el ultrasonido es una terapia no invasiva, la cual se puede emplear en el tratamiento del dolor de espalda y de cuello.
  • Terapias con Hielo y Calor: El tratamiento a través de elementos fríos nunca se emplea de forma directa sobre la piel, ya que la abundancia de frío puede ocasionar un daño en el tejido de la piel.
  • Termoterapia: La termoterapia consiste en la utilización de calor sobre el organismo afectado, utilizando como vehículo los cuerpos materiales de temperatura elevada, por encima de los niveles fisiológicos
  • La Electroterapia: Forma parte de la fisioterapia y por medio de ella se producen una serie de estímulos físicos, originados por la corriente eléctrica que fluye de la misma