Inicio >>  Como afrontar el dolor  >>  Uso de medicamentos contra el dolor

Uso de medicamentos contra el dolor

Los fármacos son la manera más eficaz de la que dispone un médico para combatir el dolor. Los medicamentos permiten una rápida acción frente al dolor y, aunque en muchos casos no facilitan la reparación de la lesión, alivian de forma eficaz las manifestaciones de dolor permitiendo seguir con las actividades rutinarias.

El dolor se puede aliviar con medicamentosExisten varios niveles de medicamentos destinados a combatir el dolor. La Organización Mundial de la Salud divide estos fármacos entre los no opioideos, los opioideos débiles y opioideos mayores (ver tabla). Los medicamentos no opioideos son los analgésicos de menor nivel que sirven para tratar dolor leve. Su principal ventaja es que no producen tolerancia, aunque pueden ser tóxicos en grandes dosis. Funcionan bloqueando una enzima denominada ciclooxigenasa o COX que aparece asociada a la inflamación y el dolor. Los medicamentos de este grupo son el paracetamol, el ácido acetil salicílico y los antiinflamatorios no esteroideos.

Si el dolor de espalda se sufre de forma débil se puede aliviar con el uso de los medicamentos no opioideos. Este grupo en general no necesita receta médica, pero es importante atender a las instrucciones de uso y a sus contraindicaciones. Pueden aplicarse directamente en la zona de la lesión por vía tópica o bien por otras vías como la oral, de manera que inhiben el dolor desde el sistema nervioso. A la hora de combatir el dolor de espalda son más adecuados los fármacos de acción tópica, ya que el resto se distribuyen por todo el organismo, en donde no tienen utilidad y pueden derivar en efectos secundarios, en especial que afecten al aparato digestivo.

Los medicamentos opioideos son la opción más potente para combatir el dolor. El inicio de acción la potencia y duración de sus efectos contra el dolor son superiores a los del anterior grupo. Los opioides funcionan desde el sistema nervioso central. Se unen a los receptores opioideos y generan un efecto de bienestar y analgésico. Debido a que pueden tener efectos secundarios como el desarrollo de adicciones, es imprescindible que se consulte al médico para utilizar este tipo de medicamentos en el tratamiento del dolor.

Escala analgésica de la Organización Mundial de la Salud

1. Fármacos no opioideos – Dolor leve

  • Paracetamol
  • Ácido acetil salicílico
  • Antiinflamatorios no esteroideos

2. Fármacos opioideos débiles – Dolor leve a moderado

  • Codeína
  • Hidrocodeína
  • Tramadol

3. Fármacos opioideos mayores – Dolor leve a moderado que no responde a los escalones anteriores y dolo grave

  • Morfina

Etiquetas: , , , , ,

ENLACES PATROCINADOS

Controla tu...
Drogas