Inicio >>  Dolor cervical  >>  Terapias con Hielo y Calor para el dolor cervical

Terapias con Hielo y Calor para el dolor cervical

Consulta siempre al especialista

Consulta siempre al especialista

Ahora te recomendamos esta terapia donde se emplea el hielo y el calor para calmar no sólo el dolor cervical, sino también cualquier inflamación que puedas tener en las diferentes áreas de tu cuerpo. Sin embargo, recuerda consultar con tu médico siempre.

El tratamiento a través de elementos fríos nunca se emplea de forma directa sobre la piel, ya que la abundancia de frío puede ocasionar un daño en el tejido de la piel.

Por ello, para evitar lesiones se utiliza una barrera entre la piel y la fuente de frío, como por ejemplo una toalla. Asimismo, el hielo contribuye a  menguar la circulación sanguínea y reduce la hinchazón, la inflamación y el dolor.

Por otro lado, las alternativas en el uso de calor terapéutico demandan de la aplicación de compresas calientes y el ultrasonido, mientras que el calor húmedo tibio acrecienta la circulación en el área afectada.

Por ello, la sangre lleva nutrientes necesarios hasta la zona de ayuda y expulsar las toxinas. De esta forma, el calor permite el relajamiento de los músculos rígidos y dolorosos.

Etiquetas: , , , , , , , ,

ENLACES PATROCINADOS

Controla tu...
Drogas